Medio Ambiente

La construcción de una infraestructura de estas caracterí­sticas influye en el medio natural, tanto en el paisaje como en el medio ambiente. Autovía del Camino ha procurado desde el primer momento desarrollar un Proyecto cuidadoso con el medio ambiente, mitigando y corrigiendo en la medida de lo posible su impacto en el entorno tanto en su fase de construcción como en su fase de explotación.

 

Las grandes infraestructuras de comunicación suponen una gran mejora en la calidad de vida de los habitantes de su área de influencia. Mejoran la seguridad de los desplazamientos y unen más a las personas. Son el catalizador económico y social de esa zona de nuestra geografía.

Como toda acción del ser humano, influyen en el equilibrio que existe entre nosotros y el medio ambiente. Sin embargo, la moderna construcción de infraestructuras busca reubicar ese equilibrio, minimizando el impacto y encontrando soluciones que nos permitan cohabitar con el mundo que nos rodea.

Actuaciones como la construcción del viaducto de Akiturrain (situado entre la boca sur del Túnel del Perdón y el enlace de Legarda), que evita el cierre del valle y permite el libre paso de animales salvajes, y las estructuras inferiores para paso de fauna, son muestra de la preocupación que ha tenido este Proyecto para su integración equilibrada en el entorno natural.

Los taludes y la vegetación ubicada en ellos han buscado en todo momento maximizar la seguridad del tráfico, ofrecer una protección adicional contra la erosión y los agentes atmosféricos y sobre todo mejorar la protección acústica y proteger el entorno de los gases de escape de los vehículos.